Trucos para incorporar el estilo Feng Shui en casa

La mayor parte de nuestro tiempo de ocio la pasamos en casa y en el trabajo. Así que es importante que estos sitios nos transmitan el mayor bienestar posible, y esto se puede conseguir, entre otros, con el Feng Shui. Hoy en nuestro blog os explicamos por qué:

El Feng Shui es una antigua disciplina oriental que busca una ocupación harmónica del espacio. Su objetivo es favorecer la energía positiva de nuestros entornos.  La distribución y decoración de nuestro hogar puede influenciar en nuestra salud, en la familia, en las amistades… Es por eso que os animamos a probar con el estilo Feng Shui, para aportar energía positiva en vuestra vida cotidiana.

El primer paso es empezar ordenando el espacio, desprendiéndose de todo aquello que sea innecesario. El orden conlleva paz interior y armonía en tu estancia.

La moderación y la sencillez son el estilo de las casas que lo aplican. Los colores de las paredes deben ser serenos y la entrada de la casa debe tener luz y orden, ya que tu recibidor se convierte en la carta de presentación de tu hogar. En caso de disponer de aristas o formas angulosas, que emiten energía negativa, hay que cubrirlas con alguna tela o moldura.

Para que un espacio esté distribuido de acuerdo con el Feng Shui es esencial que contenga plantas naturales, cuidadas y mimadas, y que éstas formen parte de la decoración, que estén totalmente integradas en su entorno, ya que renuevan y equilibran la energía a la vez que eliminan las toxinas del aire. Éste criterio incluso se puede aplicar en oficinas, ya que decorar sus espacios siguiendo la filosofía del Feng Shui favorece la creatividad y la concentración de los que están dentro.

Hay situaciones en la vida en las que es importante buscar energía positiva, cambiar actitudes y renovar el ambiente de nuestro hogar. Inspírate en el Feng Shui para conseguirlo ;-)